Según refiere estudios hechos por la Organización Mundial de la Salud (OMS), es muy probable que uno de cada tres adultos sufra de hipertensión, y aunque el 90% de los casos de hipertensión no tienen una causa determinable, es muy importante mantener una dieta sana y equilibrada para evitar este tipo de enfermedad, cada vez más común. Ver qué tipo de atención puede (y debe) ser tomado y un buen menú sugerido para estos casos a parte de nuestra siguiente lista de consejos:

Prefiera:

  • Los alimentos cocidos, al horno, a la parrilla o salteados.
  • Condimentos naturales: limón, las hierbas, el ajo, la cebolla, el perejil y el cebollino.
  • Verduras, frutas, granos y fibras.
  • Pescados y aves preparadas sin la piel.
  • No tomes leche alta en grasa.

Limita:

  • La sal
  • El alcohol.
  • La yema de huevo: máximo 3 por semana.
  • Los crustáceos (cangrejo).
  • Margarina, dando preferencia a las que sean menos cremosa, y si ricas en fitoesteroles y alvarinas.

Evita:

  • Azúcares y dulces.
  • Comidas y carnes fritas
  • Los productos lácteos como la integral con grasa.
  • La carne roja con grasa y los menudillos aparente.
  • Alimentos industrializados y procesados: embutidos, encurtidos, paquete enlatado, ahumado y en salazón.

Sugerencias:

  • Consume alimentos ricos en bioflavonoides.
  • Pan y cereales sin sal.
  • Verduras.
  • Pasta y patatas.
  • Los alimentos altos en grasas vegetales.
  • Queso blanco.
  • Jugos naturales.
  • Los alimentos ricos en potasio.
  • También es aconsejable llevar un seguimiento médico con visitas regulares y pruebas, y que el menú se haga de manera rutinaria y saludable.